Blog / 6 señales para detectar si tus hijos están sufriendo bullying
6 marzo, 2018
6 señales para detectar si tus hijos están sufriendo bullying

El acoso escolar es una realidad cada vez más visible. Pero todos podemos hacer mucho para detectarlo y luchar para erradicarlo. El bullying se traduce en agresiones físicas, psicológicas… Y ahora, con las redes sociales, la víctima es perseguida las 24 horas del día con imágenes y vídeos, se difunde información que es falsa, se […]

El acoso escolar es una realidad cada vez más visible. Pero todos podemos hacer mucho para detectarlo y luchar para erradicarlo.

El bullying se traduce en agresiones físicas, psicológicas… Y ahora, con las redes sociales, la víctima es perseguida las 24 horas del día con imágenes y vídeos, se difunde información que es falsa, se piratean sus cuentas personales… Según los estudios, el 18,7% de los alumnos de 15 años sufren acoso escolar unas cuantas veces al mes. Y en España ha aumentado un 87.7% en solo un año. Además, se ha detectado que las víctimas cada vez son más jóvenes y vulnerables.

Señales de alerta. ¿Has notado alguna?

1. Cambio brusco en su conducta y estado de ánimo: está más triste, más melancólico o más irritable, irascible.

2. Que esté más aislado en su habitación, que no se relacione.

3. Que verbalice el problema con fuerza: “No quiero ir al colegio” y muestre una angustia importante cuando lo dice.

4. Material escolar dañado, que le falten pertenencias o dinero.

5. Somatizaciones: que le duela mucho la tripa o la cabeza.

6. Modificación de hábitos: no quiere ir al colegio las primeras horas, quiere salir antes de clase…

¿Cómo actuar si te parece que tu hijo sufre bullying?

Cuando se detecta alguna de estas señales, la psicóloga aconseja:


– Abrir una línea de diálogo para comprobar si se mantiene en el tiempo. Preguntar cada día cómo ha ido el colegio, cómo está… La supervisión es sana.


– Si se sospecha que le pasa algo, hay que intentar que lo verbalice, pero con mucha calma, porque sino se puede retraer para no preocuparnos.


– Transmitirle que puede confiar en el centro escolar, en los profesores. Y explícale cómo puede dirigirse al colegio.

– Hablar con el niño de cómo resolver problemas, poniendo ejemplos de situaciones difíciles por las que hemos pasado y cómo las hemos resuelto.

– Transmitirle que los problemas son transitorios, para que entienda que el dolor que siente no durará siempre.


– Si es necesario, buscar apoyo profesional, psicológico, sin olvidar que el colegio es el primero que debe tomar medidas. Así que hay que buscar la conciliación, que el centro explique qué va a hacer y dejar un tiempo razonable, en contacto permanente con el tutor, para comprobar si las cosas cambian. Si la dirección del centro no lo resuelve, hay que dirigirse a la inspección educativa.

Articulos relacionados

Perro mordiendo una zanahoria
Blog Perros Tandy - 2 enero, 2017
Aunque tratemos de mantener a nuestras mascotas a su dieta perruna a base de pienso y patés, cuando nos...
Blog Selex - 3 febrero, 2016
Cuando empezamos a ver spots de cervezas por la televisión, escuchamos sus canciones pegadizas que luego te pasas el...
Limpieza Maleta
Blog Selex - 3 febrero, 2016
Después de las vacaciones de verano y los días de relax y descanso, toca recoger todo el equipaje de...