Blog / ¿Cómo son las personas tóxicas? ¿Cómo detectarlas?
2 mayo, 2018
¿Cómo son las personas tóxicas? ¿Cómo detectarlas?

El reconocido psicólogo y sexólogo, Bernardo Stamateas, nos ayuda a detectar a las personas tóxicas y nos cuenta cómo comportarnos con ellas.   ¿Quiénes son personas tóxicas? Es un estilo de vida. Son aquellos que necesitan conscientemente hacer sentir mal al otro para ellos sentirse bien. Esta actitud es distinta al rasgo: todos tenemos un […]

El reconocido psicólogo y sexólogo, Bernardo Stamateas, nos ayuda a detectar a las personas tóxicas y nos cuenta cómo comportarnos con ellas.

 

¿Quiénes son personas tóxicas?

Es un estilo de vida. Son aquellos que necesitan conscientemente hacer sentir mal al otro para ellos sentirse bien. Esta actitud es distinta al rasgo: todos tenemos un rasgo de envidia, de narcisismo, pero otra cosa es funcionar con esa estructura como el tóxico, que siempre nivela para abajo. Toda persona que te meta miedo o culpa te está manipulando. Los tóxicos son personas inseguras, que tienen una estima frágil, quebrada, viven comparándose y necesitan por comparación ganar o destruir al otro.

¿Cómo podemos distinguirlas? ¿Qué rasgos las definen?

Hay diferentes tipos de tóxicos:
el narcisista, que tiene una idea de grandiosidad, “aquí estoy, admírenme, soy mejor que los demás”
el quejoso, que necesita un displacer para no disfrutar de lo bueno que le pasa;
el negativo, que a todo dice que no porque está parado en el temor y no quiere salir de la zona de confort, anticipa resultados siendo negativo para evitar ser criticado.
el criticón, que está frustrado y esa frustración la deposita en el otro, mostrando los errores de los demás
• el chismoso que necesita destruir el prestigio social del otro a través de la construcción de una mentira…

No solo hay personas tóxicas, también existen las emociones tóxicas.

Las emociones son una voz: el miedo es una voz que nos dice que hay un peligro que hay que resolver; la culpa, que hay una norma que transgredimos y tenemos que reparar; la tristeza, una voz que nos recuerda que hay una pérdida que hay que superar; la ira, que hay una piedra en el camino que hay que retirar… Hay que escuchar esa voz y no darle rienda suelta, pero tampoco trabarla ni encapsularla y ‘mandarla’ a un órgano del cuerpo. Lo que tenemos que hacer es poner esas emociones en palabras y expresarlas. Nos curamos hablando y estando juntos.

Para acabar, un consejo de crecimiento personal que nos ayudará en nuestras relaciones con las personas tóxicas.

Lo primero es no contarle las bendiciones a cualquiera porque el envidioso siempre busca descalificar y destruir lo que envidia en el otro, porque le genera dolor y enojo el éxito que él no puede llegar a lograr. Lo segundo, utilizar las palabras más poderosas que existen que son: ‘sí’ y ‘no’, aprender a poner límites. Para poner límites a los demás hay que aprender a ponérselos a uno mismo. Es más difícil decir que “yo no puedo”, que limitar al que tenemos enfrente. Lo tercero es construir siempre vitalidad y sueños, no soñar y estar muerto en lo mismo. Para atrás están las pérdidas y para adelante las oportunidades. Y lo cuarto, mantener coherencia con los valores internos. Eso nos permitirá hacer introspección, mirar para dentro, ser investigadores de nuestra conducta; algo que los tóxicos nunca hacen, observarse a sí mismos. Se limitan a criticar a los demás por lo mal que lo hacen.

Articulos relacionados

comedor tendencias en decoración 2017
Blog Selex - 2 enero, 2017
Si estas rebajas has aprovechado para dejar tu armario a punto, es hora de remangarse y vestir también tu...
Blog Selex - 3 febrero, 2016
Cuando empezamos a ver spots de cervezas por la televisión, escuchamos sus canciones pegadizas que luego te pasas el...
Olla aranesa
Alteza Blog Recetas - 2 enero, 2017
En estos días de invierno nada resulta más apetecible a nuestro paladar que un buen plato de cuchara calentito....