Blog / No tires la comida
9 agosto, 2018
No tires la comida

24 millones de kilos semanales de alimentos, sobre todo frescos, terminan en la basura. Descubre cómo reducir estas cifras. Hacer una lista de la compra pensando en el menú de la semana para evitar comprar en exceso. Fijarse en la fecha de caducidad al comprar. Y tener en cuenta la diferencia entre caducidad (el producto […]

24 millones de kilos semanales de alimentos, sobre todo frescos, terminan en la basura. Descubre cómo reducir estas cifras.

Hacer una lista de la compra pensando en el menú de la semana para evitar comprar en exceso.

Fijarse en la fecha de caducidad al comprar. Y tener en cuenta la diferencia entre caducidad (el producto empieza a estropearse a partir de la fecha indicada) y consumo preferente (pierde propiedades, pero no está malo). En muchos centros ponen delante los productos que van a caducar antes, así que coge los que están más al fondo del estante.

Usar los alimentos que caduquen primero. Una buena idea es dar un repaso a tu despensa cada semana, colocando en primer término los alimentos que se tienen que gastar antes y al fondo los que aún tienen una larga vida. Aprovecha para ir apuntando lo que hay que reponer.

Planificar las comidas con recetas que aprovechen las sobras de la nevera:

  1. Si tienes fruta a punto de pasarse, prepara una macedonia o una tarta. Si tienes mucha, puedes conservarla en almíbar o hacer compotas y mermeladas.
  2. Con pan puedes elaborar una sopa, unas migas o unas torrijas, convertirlo en pan rallado, o freír unos picatostes.
  3. Con las verduras a punto de estropearse, prepara una crema y congélala en raciones.

Usar bien el congelado. Congela raciones pequeñas o individuales para descongelar solo las que necesites, según el número de comensales. No te olvides de indicar la fecha de congelación para no guardar la comida eternamente.

Congelar BIEN los platos ya elaborados. Los alimentos te durarán más tiempo si los guardas en recipientes que cierren bien. Ten en cuenta que cuanto más los llenes, menor será la presencia de aire y, por tanto, el riesgo de oxidación. Una envasadora al vacío es una buena opción para conservar la comida durante más tiempo y en perfecto estado.

Conservar en el lugar adecuado. No todos los alimentos van a la nevera: los plátanos, los mangos o los aguacates se estropean con el frío; los tomates pierden su sabor, y el pescado, los mariscos o algunos lácteos se malogran si no se refrigeran en 24 horas.

Organizar el frigorífico

La carne y el pescado deben estar en la zona más fría. Tapa la carne para que sus jugos no entren en contacto con el resto de alimentos. Guarda el pescado ya limpio.

-Pon la fruta y la verdura en un lugar fresco o en la nevera, pero sin bolsas.

Embutido cortado: dura más en un estante central, en envases cerrados.

Categorías

Síguenos en

Articulos relacionados

Perro mordiendo una zanahoria
Blog Perros Tandy - 2 enero, 2017
Aunque tratemos de mantener a nuestras mascotas a su dieta perruna a base de pienso y patés, cuando nos...
Olla aranesa
Alteza Blog Recetas - 2 enero, 2017
En estos días de invierno nada resulta más apetecible a nuestro paladar que un buen plato de cuchara calentito....
Tandy - 12 julio, 2018
No puede decirte con palabras que tiene calor, pero ellos también sufren las altas temperaturas. Descubre qué hacer para...