Blog / Gatos y perros en forma
4 octubre, 2018
Gatos y perros en forma

La obesidad puede derivar en enfermedades importantes y afecta a 4 de cada 10 felinos urbanos. Pero también afecta a los perros. Adopta estas 4 pautas y recuperarán la línea. Un gato o un perro obeso no es, en ningún caso, un animal sano. Un felino con kilos de más está más predispuesto para padecer […]

La obesidad puede derivar en enfermedades importantes y afecta a 4 de cada 10 felinos urbanos. Pero también afecta a los perros. Adopta estas 4 pautas y recuperarán la línea.

Un gato o un perro obeso no es, en ningún caso, un animal sano. Un felino con kilos de más está más predispuesto para padecer diabetes o enfermedades cardiovasculares. Las principales causas de sobrepeso radican en una mala nutrición y falta de actividad física. También influyen la predisposición genética y el hecho de que el animal esté esterilizado. Además, los dueños cometemos el error de sobrealimentarlos para cubrir otras carencias, como las emocionales o las del tiempo. Sin embargo, el exceso de peso no es un indicio de buena salud y felicidad. Al contrario: reduce su calidad y esperanza de vida.

Piensos bajos en calorías.

Ayudan a perder peso y a mantenerlo. La dieta debe ser rica en proteínas con el fin de aumentar su masa muscular y disminuir todo lo posible la acumulación de lípidos. La fibra facilitará la digestión y crea sensación de saciedad. El veterinario es quien mejor puede aconsejar sobre el alimento más adecuado para la mascota con sobrepeso, según su edad, tamaño y estilo de vida. El consejo experto es aún más necesario en el caso de los gatos, ya que su hígado metaboliza de manera más lenta las toxinas. Por eso, si se reduce la ingesta de calorías, puede enfermar de lipidosis hepática.

Adiós al sedentarismo.

Nuestro compañero debe realizar actividad física. El perro suele ser más activo, y necesita tres paseos diarios. Pero los gatos que viven en pisos lo tienen más complicado, por lo que aconsejable jugar con ellos para que se muevan. Es más fácil que mantengan un peso adecuado si tienen acceso a un jardín o un patio.

Menos comida y más cariño.

Un buen rato de atención, caricias y juegos tras una larga jornada fuera de casa, puede resultar más gratificante y sano para un gato obeso, que llenarle el plato de comida. Los felinos se adaptan bien a las ausencias de los dueños, e incluso llegan a dormir unas 12 horas diarias, por lo que ofrecerle la ración correcta de comida y procurar que se mueva lo máximo posible, son las dos bazas principales para que baje de peso.

Su plato no debe estar siempre lleno.

El tragón solicitará comida a menudo. Una solución para disminuir la ingesta diaria de alimento es ofrecerle raciones escasas de pienso varias veces al día. Así, la mascota tendrá la sensación de que apaga su sensación de hambre, sin comer mucho.

Fuera ‘chuches’.

Hay que olvidarse de las golosinas y las sobras de la comida casera. Mejor demostrarle cariño con mimos y juegos. Será más provechoso para su salud.

Perro: un esfuerzo extra

Aumentar de manera gradual la actividad física le ayudará a bajar de peso de forma saludable, siempre atentos a no sobrepasar sus capacidades. Los animales con obesidad son más propensos al sobrecalentamiento, y sus huesos sufren al tener que sostener mayor peso que el que se supone ideal para su edad y raza. Juegos como salvar obstáculos, saltar o jugar en el agua, ayudan a quemar más calorías, reducen el apetito y estimulan su metabolismo.

Categorías

Etiquetas

Síguenos en

Articulos relacionados

Limpieza Maleta
Blog Selex - 3 febrero, 2016
Después de las vacaciones de verano y los días de relax y descanso, toca recoger todo el equipaje de...
Perro mordiendo una zanahoria
Blog Perros Tandy - 2 enero, 2017
Aunque tratemos de mantener a nuestras mascotas a su dieta perruna a base de pienso y patés, cuando nos...
Tandy - 12 julio, 2018
No puede decirte con palabras que tiene calor, pero ellos también sufren las altas temperaturas. Descubre qué hacer para...