Blog / Las dietas milagro… ¿lo son?
29 mayo, 2020
Las dietas milagro… ¿lo son?

La del pomelo, la de la piña, la del sirope de agave…, todas son dietas milagro polémicas que conviene conocer muy bien antes de lanzarse a realizarlas. Las dietas milagro son las que prometen una considerable pérdida de peso con poco esfuerzo y en no demasiado tiempo. Por eso, resultan tan atractivas para muchos que […]

La del pomelo, la de la piña, la del sirope de agave…, todas son dietas milagro polémicas que conviene conocer muy bien antes de lanzarse a realizarlas.

Dietas milagro

Las dietas milagro son las que prometen una considerable pérdida de peso con poco esfuerzo y en no demasiado tiempo. Por eso, resultan tan atractivas para muchos que desean o necesitan quitarse unos kilos de encima. Sin embargo, conviene saber que no son recomendables para la salud. Es habitual que este tipo de planes nutricionales conlleve una gran restricción calórica, incluso por debajo de las mil calorías diarias, y que diferencien entre alimentos prohibidos y alimentos permitidos. “A la larga, pueden crear déficits nutricionales por carencia de otros nutrientes. Además, puedene aumentar el riesgo de trastornos de la conducta alimentaria por inducir a conductas compensatorias”, advierte Adriana Oroz, dietista-nutricionista de la Clínica Alimmenta, en Barcelona.

Así funcionan las dietas milagro

Las dietas milagro se basan en una rápida pérdida de peso, que anima a muchos a seguirlas. No obstante, hay que tener en cuenta que la báscula baja no porque se pierda grasa, sino porque se pierde agua y músculo. Esto resulta todo un círculo vicioso, puesto que al perder músculo se pierde también la capacidad de quemar grasa.

Como la restricción calórica y por tipo de alimentos es destacada, muchas de las dietas milagro suelen aconsejar la ingesta de suplementos que habitualmente son comercializados por una empresa afín y que no serían necesarios de llevar una dieta equilibrada.

Dietas milagro

Enseñar a comer

“Estas dietas no solucionan el problema, solo lo tapan”, advierte Adriana Oroz. Es así porque no plantean un escenario real de alimentación. “No existe una educación alimentaria, simplemente, son planes que buscan compensar malos hábitos o conductas a las que cuesta renunciar en el día a día”, explica la dietista-nutricionista. “Estas conductas se alejan mucho de un patrón de alimentación o de un estilo de vida saludable y equilibrado”, recalca. “Con estos planes no hay un cambio de hábitos, por lo que, una vez que dejas de lado la dieta, recuperas los malos hábitos anteriores y el peso perdido”, destaca.

El temido efecto yoyó

Tras dejar las dietas milagro suele aparecer el efecto yoyó, que consiste en recuperar todos los kilos adelgazados (y, dependiendo de los casos, algunos más). Se debe no solo a la vuelta a los hábitos originales que provocaron el aumento de peso, sino también a un mecanismo de compensación del organismo. Cuando acostumbramos al cuerpo a una restricción de calorías, este se coloca en “modo ahorro”, de tal forma que aprende a optimizar cualquier alimento que ingiere. Por ese motivo, la persona coge más peso con la misma cantidad y cada vez le cuesta más poder adelgazar.

Si te ha interesado este artículo, seguro que te gustará este otro sobre picoteo inteligente.

Articulos relacionados

Tandy - 12 julio, 2018
No puede decirte con palabras que tiene calor, pero ellos también sufren las altas temperaturas. Descubre qué hacer para...
Blog - 17 junio, 2020
Cuidar el planeta no significa solo reciclar. En nuestra vida podemos adoptar una serie de hábitos que harán que...
Blog - 26 junio, 2020
Cambiar estación significa que llega una nueva revista de Gente de Hoy, con todo el contenido interesante y curioso...